fbpx

Las horas de actividad deportiva y su relación con la pérdida de peso

Está comúnmente admitido que la práctica de ejercicio físico regular puede ayudar a la pérdida de peso porque contribuye a mejorar la eficacia del metabolismo, compensa la ingesta de calorías y puede contribuir a un mayor control de la alimentación porque introduce en una dinámica de cambio.

Por otra parte, tiene indudables efectos positivos sobre el organismo, en todos los aspectos. Por ello, la actividad deportiva debe ser regular, al margen del adelgazamiento, aunque en el caso de las personas con sobrepeso, dieta y deporte constituyen la combinación idónea.

Sin embargo, es un error pensar que solo a base de actividad deportiva se puede alcanzar una pérdida sostenida y significativa del peso. De hecho, a veces nos encontramos con personas que han comenzado a hacer deporte con asiduidad, y después de una leve pérdida de peso durante las primeras semanas, comienzan a ganar kilos a medio plazo si no están abordando al mismo tiempo una dieta. Y es que acaban comiendo de más. El consuelo es que el ejercicio les ayuda a no engordar demasiado.

Por otra parte, se ha constatado que la hora de practicar el ejercicio puede influir en la pérdida de peso, aunque no sea un factor enormemente decisivo. En un trabajo publicado en el International Journal of Obesity, los investigadores han mostrado que practicar deporte en la primera mitad del día parece más eficaz a la hora de gastar más calorías.

Los expertos trabajaron con una muestra de individuos de ambos sexos con sobrepeso y les propusieron llevar el mismo plan de entrenamiento durante diez meses. A la vez, controlaron su ingesta de calorías y el resto del movimiento diario. Los participantes debían realizar la actividad entre las 7 de la mañana y las 7 de la tarde.

Los resultados indicaron que las personas que se ejercitaban antes del mediodía perdían por norma general más peso que quienes se entrenaban a partir de las tres de la tarde. Asimismo, se comprobó que los deportistas de mañana llevaban una vida más activa a lo largo del día y comían una media de 100 calorías menos. En este punto, no es una diferencia significativa, pero era un patrón repetido.

Aunque el estudio no es concluyente porque es necesario establecer unos horarios de control más estrictos, sí apunta claramente a que la hora de practicar deporte tiene una influencia relevante en la pérdida de peso.

Pero como dicen los autores, lo importante es que «hacer ejercicio a cualquier hora es mejor que no hacerlo».

Call Now Button