fbpx

Más allá de la alta intensidad: los beneficios del ejercicio moderado

Es evidente que hay una mayor influencia social por hacer deporte, y cada día crece el número de practicantes. Sin embargo, en los últimos años han cobrado mucha fuerza los métodos de ejercicio basados en intervalos cortos de alta intensidad.

Están pensados en parte para las personas que creen disponer de poco tiempo para sesiones más largas de entrenamiento. Pero también, teniendo en cuenta el hecho de que hay muchos que quieren cambios rápidos, se han puesto de moda. Sin embargo, surgen dudas sobre si son la mejor alternativa para aquellos que retoman o se inician en el deporte, o que se encuentran en baja forma.

Los estudios realizados sí apuntan a que esta modalidad de ejercicio logra efectos beneficiosos en la salud y en la longevidad, pero tampoco hay evidencias concluyentes sobre si es mejor que un plan de deporte moderado, con más frecuencia de práctica y menos intensidad.

Ejercicio de alta intensidad frente ejercicio moderado

Para profundizar en la cuestión, un grupo de investigadores de la Universidad de Ontario en Canadá ha llevado a cabo un pequeño estudio piloto. Reclutó a una veintena de hombres sedentarios y con sobrepeso para someterse a un programa de entrenamiento. Para unos, basado en intervalos de alta intensidad, y para otros, según pautas de trabajo moderado. Los primeros se ejercitaban tres días a la semana, y los segundos durante cinco veces semanales.

Mes y medio después, se analizó el estado de salud de los participantes. Todos ellos habían mejorado la forma física, pero se advertía que el grupo de ejercicio moderado presentaba mejores resultados en cuanto a pérdida de grasa y a presión arterial. Según los investigadores, «el deporte moderado parece ser algo más beneficioso, aunque la alta intensidad también tenga efectos positivos».

Los autores del estudio son conscientes de la necesidad de hacer experimentos a una mayor escala para obtener resultados más concluyentes. Pero lo que resulta claro es que hay que tratar de adaptar el ejercicio a las posibilidades de cada uno.

El tiempo es un factor importante, pero hay otros parámetros, como la edad, el peso, la salud cardiovascular, el estado de la estructura ósea, que aconsejarán elegir una opción u otra. El ejercicio moderado siempre es más accesible y apto para todos los públicos, pero necesita un mínimo de 2,5 horas a la semana para ser verdaderamente efectivo.

Call Now Button