Saltar al contenido.

Factores que nos motivan para adelgazar

motivacion

Nadie duda de que una de las partes más duras de las dietas de adelgazamiento es la mentalización. Nuestra vida, llena de estrés y preocupaciones, no es precisamente una balsa de aceite, por lo que siempre nos sobran excusas para empezar a adelgazar. O, una vez que hemos comenzado, enseguida encontramos algún motivo para abandonar la dieta. No hay que desesperarse. Es normal que nos cueste, pero como le decía el otro día a un paciente que había roto el régimen con unos dulces, el que se cae se tiene que levantar.
En todo caso, siempre hablamos de que la motivación es un ingrediente muy importante, tanto o más que los puramente nutritivos. Hemos de preparar nuestra mente para el esfuerzo que vamos a exigir a nuestro cuerpo, acostumbrado a recibir premios alimenticios cuando le apetece. Y cuando lo tenemos decidido, tenemos que perseverar en el empeño, sabedores de que en muy pocos días vamos a disfrutar de las mieles de nuestro triunfo. Siempre lo digo: adelgazar es una de las tareas más gratificantes que podemos abordar. A los pocos días nos encontramos mucho mejor, volvemos a mirarnos al espejo, aumentamos nuestra autoestima y, sobre todo, mejoramos nuestra salud.

Y sin embargo, ¿por qué nos cuesta tanto? Entre otras razones, porque muchos de esos alimentos de los que no debemos abusar y que son los grandes catalizadores de nuestro sobrepeso nos proporcionan un placer sensorial a muy corto plazo y actúan de paliativo ante los problemas de la vida. No es fácil abandonar ese refugio, pero ni mucho menos imposible. Por eso, en el momento en que nos planteamos que tenemos que cambiar, conviene que hagamos un examen de los grandes beneficios futuros. En esta línea, puede que te ayude lo que unos investigadores británicos han comprobado al estudiar a casi 300 personas que se encontraban en medio de una cura de adelgazamiento. En su investigación sobre los Factores de Comportamiento y Motivación asociados a la pérdida de peso han descrito los aspectos que a la gente le mueven a adelgazar. Entre ellos, los más valorados han sido los siguientes:

  • Para sentirme mejor conmigo mismo
  • Para mejorar mi salud
  • Para tener más confianza en mi imagen externa
  • Para poder vestir prendas más bonitas
  • Para aumentar mi autoestima
  • Para sentirme más activo
  • Para vivir más años
  • Para sentirme más ágil

Y una vez que han comenzado la dieta, lo que mayoritariamente empuja a los obesos a seguir adelante son estos motivos:

  • No sentirme hambriento cuando tomo alimentos saludables
  • Saber que estoy tomando una alimentación saludable y equilibrada
  • Ser honesto conmigo a la hora de elegir la comida
  • Seguir una dieta flexible que me permita hacer excepciones de vez en cuando
  • Recibir apoyo de las personas que me rodean
  • Tener unos objetivos realistas de pérdida de peso
  • Saber cómo retomar la dieta cuando la he abandonado puntualmente
  • Pesarme regularmente
  • Recibir las felicitaciones de quienes me rodean al ver mis progresos

Me ha parecido útil incluirlos aquí, aunque sea resumidos, porque es una buena guía para despertar nuestra motivación a la hora de empezar con un régimen. Creo que constituyen un buen repertorio de argumentos para hacer pensar y movernos a actuar.  Estoy seguro de que te identificas con muchos de ellos y que te ayudarán a mantenerte firme en tu propósito. Mucho ánimo.

A %d blogueros les gusta esto: