Saltar al contenido.

Beneficios del spinning

beneficios del spinning pedro voltas

El mundo del deporte ha alcanzado progresivamente mayor popularidad en nuestras sociedades, algo que es muy beneficioso para la extensión de la cultura del ejercicio físico y que cada vez haya más deportistas habituales. Pero al mismo tiempo, son tantas las disciplinas que han surgido, especialmente en el entorno de los gimnasios, que las personas que se animan a pasar a la vida activa pueden sentirse confusas.

Porque en el caso de que se tenga un sobrepeso notable o se haya superado los cincuenta años, no es conveniente lanzarse a practicar cualquier tipo de deporte sin la adecuada supervisión médica y un correcto plan de entrenamiento. En ese sentido, las modas o los consejos del último amigo converso pueden ser peligrosas. Por ejemplo, ocurre con el tan célebre running, un deporte con un gran potencial pero que requiere un buen estado de forma y un entrenamiento muy sistemático.

Si queremos empezar a movernos sin riesgo y sin supervisión, las opciones son pocas. Probablemente, caminar sea la actividad más sencilla e inocua, pero también entiendo que, aparentemente, para muchos no supone un gran cambio. Puede que no lo suponga si queremos moldear nuestro cuerpo o mejorar ostensiblemente la condición física, pero aporta muchos beneficios a cualquier organismo que lleve años en clave sedentario.

Pero pensemos en aquellas personas que quieren algo más, es decir, cualquiera que realmente quiera un cambio importante en su dinámica vital. ¿Por dónde empezar? Considero que lo más recomendable es que nos dejemos asesorar por un especialista en medicina deportiva o por los expertos de un centro deportivo, que nos aconsejen lo más acertado a nuestro estado físico, expectativas y preferencias. Este último aspecto es muy importante si queremos superar la tentación del abandono, algo que les ocurre a muchos cuando empiezan a practicar un deporte que no les convence.

Y una vez asesorados, parece claro que hay mayores posibilidades de éxito en aquellas disciplinas guiadas por un monitor, que nos exigen seguir un horario regular y someternos al plan de trabajo establecido por el profesional. Por ejemplo, no tiene nada que ver hacer un circuito por cuenta propia en una sala de musculación (donde además, cometeremos muchos errores), que acudir a una sesión de actividad aeróbica: aerobic, pilates, zumba, o cualquier otra que se invente mañana. No incluyo entre estas otra que esta muy de moda, el crossfit, porque no es apto para principiantes.

Si optamos por las clase con monitor, es mucho más probable que la tentativa sea de verdad fructífera, aunque las tasas de abandono siguen siendo muy elevadas. Entre todas estas actividades, hay una que me parece recomendable para quienes quieran someterse a un esfuerzo que esté a su alcance, que sea intenso y que ayude a perder peso (ayudar, porque sin una dieta adecuada la pérdida de peso no será sostenible): me refiero al spinning.

El spinning, o ciclismo de interior, trata de emular el trabajo con bicicleta al aire libre (de carretera o de montaña), pero en un entorno controlado y durante un período de tiempo relativamente breve. Las sesiones duran entre 45 y 50 minutos, lo que también facilita seguirlas con regularidad, ya que no requieren tanta dedicación semanal como otros deportes.

¿Qué beneficios aporta el spinning? Hay muchas fuentes en Internet que hablan de esta disciplina deportiva, por lo que es fácil conocerla con más detalle. Yo os resumo algunos de ellos, para que los tengáis en cuenta y penséis en el spinning como una opción muy plausible para recuperar el estado de forma:

  • Es un ejercicio aeróbico intenso en el que si se siguen correctamente las pautas marcadas por el monitor, se consume un importante número de calorías.
  • Ayuda a recuperar una buena condición cardiovascular, algo muy importante para prevenir enfermedades a partir de los cincuenta años.
  • Propone un plan de trabajo progresivo y adaptado a la capacidad de cada deportista. Cada persona trabaja bajo las condiciones que su organismo puede soportar. Dentro de la misma clase, unos individuos pueden seguir un ciclo más exigente y otros más confortable. El hecho de no trabajar nunca al límite es una premisa fundamental, aunque haya momentos de mayor intensidad.
  • Como se realiza sobre una bicicleta estática (ojo, pero una bicicleta especial), el riesgo de lesiones es bajo, más allá de las molestias propias de todo cuerpo que está poniéndose a tono.
  • Habitualmente, se trata de una actividad en grupo, dirigida por un monitor. La dinámica de las clases ayuda a que el esfuerzo sea más llevadero y la supervisión de un especialista nos asegura que la progresión sea la adecuada.

Por tanto, el spinning, al igual que otras actividades similares de gimnasio, constituye una buena elección si queremos cambiar nuestra forma física por otra saludable. Estamos a la vuelta de la primavera, ya sabes. ¡No hay excusas!

A %d blogueros les gusta esto: