Saltar al contenido.

Beneficios de un programa continuado de ejercicios para pacientes con síndrome metabólico

Pilates contra sindrome metabolico

Una de la consecuencias más graves de la obesidad es que las personas con sobrepeso excesivo pueden llegar a padecer lo que se ha denominado el síndrome metabólico, un conjunto de patologías que pueden derivar en diabetes y enfermedades cardíacas. Se trata de un fenómeno que ha empezado a extenderse en aquellos países en los que la obesidad afecta a más del 30 por ciento de la poblacion, como Estados Unidos.

Aunque todavía no hay pleno acuerdo sobre las bases de este síndrome, se admite que surge cuando los individuos presentan cifras negativas de presión arterial, azúcar en sangre, colesterol y triglicéridos y, además, el perímetro de su cintura supera los 90 cm. en mujeres y los 100 en hombres. Si una persona padece tres de estos síntomas, se entiende que es víctima del síndrome y es candidato probable a sufrir diabetes y dolencias vasculares.

Como la patología tiene una causa fundamental en el exceso de peso, los especialistas trabajan con la hipótesis de que para paliar los efectos de la enfermedad, una cura de adelgazamiento y un programa regular de ejercicio puede ser tanto o más beneficiosa que el tratamiento con fármacos. De hecho, es lo que han tratado de demostrar varios científicos de la Universidad de Colorado con un experimento sobre 15 personas que sufren esta patología.

El trabajo ha consistido en someter a estos pacientes a un plan de recuperación de solo seis semanas, en el que han combinado un régimen dietético con un entrenamiento de Pilates de cinco días a la semana. Los resultados han sido satisfactorios para todos los participantes en la investigación: han perdido más de siete kilos, han descendido su IMC en 2,5 puntos, han perdido más de 6 cm de perímetro de la cintura y, en general, ha decrecido sus niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos.

Lo más reseñable de esta prueba es que los objetivos se han alcanzado en un período relativamente corto de tiempo, y sin necesidad de incorporar ningún fármaco al tratamiento. Es claro que se trata de un experimento que precisa extenderse a una muestra mucho más significativa de individuos, pero contribuye a mostrar que el solo hecho de modificar el estilo de vida sin necesidad de hacer un gran sacrificio, ya implica una mejora inmediata de la salud.

Quiero recordar aquí otros ejemplos que inciden sobre este enfoque, como el estudio que apunta a que una dieta estricta puede revertir por sí sola la Diabetes de Tipo II, que sufren muchas personas con sobrepeso a partir de la mediana edad. Son evidencias muy alentadoras que nos deben animar a cuidarnos. Los beneficios son muy patentes a cualquier edad.

One Comment

Referencias & Pingbacks

  1. Obesidad y mortalidad | Doctor Pedro Voltas Jurado

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: