Saltar al contenido.

Dieta estricta para revertir la Diabetes de Tipo 2

Como sabemos, la Diabetes de Tipo 2 es una de las enfermedades que componen el síndrome metábolico, provocado por la obesidad. A diferencia de la Diabetes de Tipo 1, cuyas causas están relacionadas con la destrucción de las células del páncreas, la del Tipo 2 tiene uno de sus orígenes en el sobrepeso y la incapacidad para segregar la suficiente insulina que compense el exceso de glucosa en el sistema circulatorio.

Se trata de una patología que agrava su agresividad con el paso de los años, ya que un nivel elevado de azúcar en sangre contribuye a deteriorar muchos otros órganos del cuerpo. Pero al mismo tiempo, es una dolencia en la que el paciente puede hacer mucho por mitigar sus efectos. E incluso, en algunas investigaciones se afirma que con un cambio radical en el estilo de vida, el cuerpo puede reactivar las funciones del páncreas y casi hacer desaparecer la diabetes.

Así se apunta en un estudio promovido por la Universidad de Newscastle del Reino Unido . La investigación, liderada por el Profesor Roy Taylor, señala que aquellas personas que sufren diabetes durante menos de cuatro años pueden revertir el curso de la enfermedad mediante el seguimiento de una dieta muy estricta de 800 calorías con la que han de conseguir una importante pérdida de peso.

El descenso de peso, que ha de llevar aparejada la desaparición del exceso de grasa en los órganos vitales del cuerpo, parece conducir a una recuperación del páncreas, que vuelve a producir insulina en la cantidad necesaria para equilibrar el nivel de glucosa en el flujo sanguíneo. Como muchos avances médicos, esta investigación se halla todavía en una fase incipiente, que necesita ser confirmada al extender la terapia a la población en general. Los responsables de Diabetes UK pretenden difundirla a través de los Médicos de Familia del Reino Unido, como una alternativa más al tratamiento de la diabetes. De hecho, está previsto realizar un estudio de cinco años en el ámbito de la Atención Primaria británica, financiado por Diabetes UK, para determinar cuántas personas pueden revertir o mejorar su diabetes con una dieta muy baja en calorías.

No obstante, los autores también indican que tiene sus limitaciones. Parece ser válida solo para aquellos pacientes que sufren la enfermedad fundamentalmente debido a un fuerte sobrepeso. Aquellos individuos que desarrollan la diabetes por otros motivos (causas genéticas, patologías del páncreas), no pueden beneficiarse en principio de ella, aunque el mantenimiento del peso adecuado y la actividad física sean necesarios para cualquier diabético. Por otro lado, quienes padecen la dolencia durante más de diez años, tampoco pueden cambiar su curso a través de la dieta estricta.

También hay que decir que los experimentos realizados hasta la fecha han demostrado que la terapia funciona solo si se mantiene el régimen con absoluta precisión. No cabe ni una sola excepción en el período de cura, lo que nos sugiere dos ideas clave:

  • La motivación y la fuerza de voluntad son decisivas en esta terapia, ya que cualquier pequeña desviación puede trastocar el resultado.
  • Debe realizarse bajo control médico, puesto que el organismo ha de estar en condiciones mínimas para seguir el programa. Además, es necesario supervisar los efectos en el organismo.

Confiemos en que los resultados apunten en la buena dirección y ayuden a frenar el imparable crecimiento de la Diabetes de Tipo 2.

A %d blogueros les gusta esto: