Saltar al contenido.

Un ejemplo de motivación

Hoy había pensado escribir sobre una de las claves para transformar nuestro estilo de vida, la motivación. Las razones que necesitamos para acumular la energía y el ánimo necesarios que nos impulsen a dejar atrás el sobrepeso o la vida sedentaria. Había empezado a recopilar algunas ideas y a reflexionar sobre mi propia experiencia en el trabajo. En ese proceso, me he encontrado con este testimonio, que acaba de publicarse hace unos días. Muchos de vosotros estaréis familiarizados con el caso. David de Jorge, un cocinero vasco que dirige un programa de gastronomía en la televisión, decidió hace unos meses poner punto final a una gravísima situación de obesidad mórbida.

Se puso en manos de los especialistas, y con el tratamiento y muy altas dosis de motivación comenzó un largo camino para recuperar un peso y volumen normales desde los 267 kilos que llegó a pesar. En este tiempo ha tenido que pasar incluso por intervenciones quirúrgicas, además de seguir un régimen alimenticio muy estricto, inevitable por el cuadro médico que presentaba. Menos de un año después ha perdido cerca de cien kilogramos. Todavía le quedan muchas semanas de esfuerzo y sacrificio, pero como podréis ver en la entrevista, está plenamente convencido de que vale la pena. Si tenéis oportunidad de verla, estoy seguro de que os ayudará a motivaros en vuestros propios retos con la salud y el bienestar.

Enhorabuena y mucho ánimo, David.

A %d blogueros les gusta esto: