Saltar al contenido.

¿Cuál es la mejor dieta para adelgazar?

En estos días se reavivado el debate en los medios de comunicación sobre cuáles son los mejores métodos para adelgazar de forma rápida y saludable, puesto que ese es el mayor deseo de todas las personas con sobrepeso. La estación es propicia para ello, ahora que todo el mundo luce su cuerpo en mayor o menor medida. Y, por otro lado, no cesan las malas noticias sobre el incremento constante de la obesidad, en particular entre los más jóvenes.

Uno de los focos de la discusión ha estado, cómo no, en la famosa dieta de Pierre Dukan. Ha sido entrevistado en un programa de televisión, en el que de nuevo nos hemos encontrado con opiniones controvertidas y experiencias bien diferentes, desde personas que tuvieron que abandonar la dieta por problemas de salud hasta individuos que han perdido muchísimo peso con la aplicación de este régimen. Como sabéis, la comunidad médica se ha pronunciado también de forma dispar sobre la fórmula de Dukan, a la que fundamentalmente se le puede criticar el que apueste por un modelo nutricional disociado, en el que se excluyen a largo plazo algunos tipos de nutrientes, como los que podemos obtener por el consumo de fruta.

Pero quizá, al igual que con otros regímenes de adelgazamiento que se han hecho muy populares en los últimos treinta años, el problema principal reside en el descontrol con que muchos obesos abordan este tipo de dietas:

  • Las emprenden por su cuenta.
  • No siguen correctamente los principios que marcan.
  • No consultan  con su médico para examinar previamente su estado de salud y realizar un seguimiento profesional.
  • Debido a esta falta de rigor las abandonan rápidamente y vuelven a empezarlas una y otra vez.
  • Con cada nueva iniciativa acaban incluso con más peso del que comenzaron.

Este círculo vicioso de la obesidad, que poco a poco mina la moral de las personas que padecen sobrepeso, es a menudo la causa principal que explica el fracaso de las dietas mágicas y lo que está detrás de muchos efectos secundarios graves, como la pérdida de masa muscular, la desnutrición, problemas digestivos y afecciones en algunos órganos. Un cuerpo humano sano no tiene ningún problema en asimilar una dieta durante unos cuantos días, pero no hay organismo que resista excesos o desequilibrios prolongados a lo largo del tiempo. Porque una cosa es el período de adelgazamiento rápido, la cura necesaria para transformar el estilo de vida del obeso, y otra las fases de estabilización y mantenimiento de un régimen. Todos los especialistas ponemos en práctica métodos en los que los resultados son visibles en un plazo corto, pero se trata de la etapa más breve y, al contrario de lo que piensa la gente, la más sencilla. Si uno asume el suficiente compromiso, puede llevar a término una cura de adelgazamiento de unas pocas semanas. Lo complicado es seguir el proceso hasta que se produzca una profunda transformación, no solo en el plano físico, sino en el emocional, en el que está la clave del problema en la inmensa mayoría de las personas con sobrepeso.

Porque como bien ha apuntado la última campaña de publicidad de Coca-Cola, Magic Pills, la solución contra la obesidad, no existe ningún ránking de dietas, de la más a la menos efectiva. En todo caso, hay regímenes serios, avalados por profesionales de la medicina y la nutrición, y aventuras dietéticas tan peligrosas como un deporte de riesgo. Pero ni unos ni otros son milagrosos. El milagro está en la mente de cada uno de nosotros, cuando somos conscientes de la necesidad de cuidar de nuestra salud y procurarnos una existencia armoniosa y feliz.

Por eso, si quieres saber cuál es la mejor dieta para adelgazar, vete a ver a un especialista. Él te ayudará a poner en marcha el mejor tratamiento para ti.

No quiero terminar este mensaje sin enviar mis condolencias y mis mejores deseos a todas las personas afectadas por el terrible accidente de tren de Santiago de Compostela.

A %d blogueros les gusta esto: