Saltar al contenido.

Ejercicios para ellas: cómo modelar el cuerpo femenino sin aumentar la masa muscular (II)

image

Continuamos con la serie de entradas dedicadas al trabajo físico de las mujeres con el objetivo de modelar el cuerpo sin aumentar la masa muscular. Una de las primeras cuestiones que debes tener en cuenta es que este programa de trabajo va dirigido a aquellas mujeres que han trabajado ya con cargas (máquinas, poleas o mancuernas) durante un período previo mínimo de seis meses. También está sobre todo recomendado para quien desarrolla planes de entrenamiento avanzado y conoce bien los principios básicos. Si eres una principiante, te recomiendo que esperes un poco para abordar este tipo de ejercicios. Corres el riesgo de que tu físico no mejore y, además, podrías lesionarte.
En este post vamos a hablar del principio de resistencia negativa. Consiste en practicar movimientos con resistencia a la gravedad en la bajada. Cuando ejercitamos un músculo mediante el levantamiento de una carga, la subida se corresponde con la fase positiva. Y, por tanto, la bajada se refiere a la fase negativa. Este método fue popularizado por el teórico del culturismo Mike Mentzer.
Por lo general, entendemos que en este proceso la subida cuesta más, ya que hay que vencer la fuerza de la gravedad. Por el contrario, la bajada es más llevadera porque el propio peso tira de nuestro músculo a la posición de partida. El principio de resistencia negativa propone cambiar este proceso con el objetivo de obtener partido muscular a un movimiento que no debería suponernos apenas esfuerzo.
De forma resumida podemos decir que en un ejercicio de carga, se trata de realizar la fase de bajada a la mitad de la velocidad que hemos empleado en la subida. Con ello incrementaremos la tensión y la necesidad de una adaptación más rápida por parte del músculo.
En la próxima entrada profundizaremos en las claves de este principio

A %d blogueros les gusta esto: