Saltar al contenido.

La mejor dieta para la Javierada (o una larga excursión)

javierada

Este fin de semana y el pasado se celebra en Navarra la tradicional Javierada, en la que miles de navarros se acercan a rendir tributo a su patrón, San Francisco Javier. Se trata de una romería exigente, puesto que muchos de los participantes recorrerán más de cuarenta kilómetros andando a buen ritmo, en una caminata que dura alrededor de diez horas.

Si tienes pensado hacer mañana el recorrido, o si cualquier día te propones realizar una excursión de muchos kilómetros, te recomiendo que sigas una dieta como la que te voy a proponer. Harás el esfuerzo con la garantía de contar con ‘combustible’ suficiente y no repetirás los excesos o los errores que muchos caminantes ocasionales cometen. El menú que te propongo es para la noche previa y el día de la caminata.

Cena de la víspera

En esta ingesta es conveniente tomar una carga extra de hidratos de carbono para rellenar los depósitos de glucógeno de los músculos y evitar las temibles pájaras al día siguiente. De acuerdo con ello, la cena consistirá en:

  • De primer plato, una gran ensalada que tendrá como base lechuga, escarola, endibias, espárragos y tomate. Le añadirás dos o tres cucharadas soperas de cualquiera de los siguientes hidratos de carbono: arroz, pasta (macarrones, tallarines, ravioli, spaguetti) o cualquier legumbre.
  • De segundo plato, tomarás una tortilla de tres claras y una yema. También puedes optar por tres huevos cocidos, bien en plato a parte o en la misma ensalada.
  • De postre, un lácteo desnatado (leche, yogur, queso fresco), acompañado de una fruta rica en potasio, como el plátano.

Día de la excursión

  • Haz un desayuno tradicional, compuesto de lácteos desnatados, fruta (especialmente cítricos como naranja, mandarina o kiwi), y cereales ricos en fibra.
  • Una vez que comience la caminata, es importante que te mantengas hidratado. Durante la primera hora y media conviene que tomes solo agua. A partir de las dos horas, puedes ingerir bebidas ricas en sales minerales e hidrocloritos (como Aquarius, Powerade).
  • En cuanto a la comida a lo largo del trayecto, además de comer puntualmente pasas u otros frutos secos, te recomiendo tomar un bocadillo de vegetales con pollo. Es más que suficiente para terminar el recorrido sin problemas.
  • Por la noche, el primer plato de la cena ha de ser una sopa caldosa de verduras, que culminará tu rehidratación y te ayudará en la digestión tras un esfuerzo físico notable. Como segundo plato, puedes hacer una cena libre, con moderación. Al contrario de lo que se piensa, no es nada bueno atiborrarse de comida después de realizar tanto ejercicio. Por eso, procura no tomar dulces.

Espero que disfrutes mucho con la excursión.

A %d blogueros les gusta esto: